¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
Tipos de 'cookies' utilizadas:
Esta web utiliza tanto 'cookies' temporales de sesión como 'cookies' permanentes. Las 'cookies' de sesión almacenan datos únicamente mientras el usuario accede a la web y las 'cookies' permanentes almacenan los datos en el terminal para que sean accedidos y utilizados en más de una sesión.
Según la finalidad para la que se traten los datos obtenidos a través de las 'cookies', el sitio web puede utilizar:
1. 'Cookies' técnicas:
Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de la página web o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a las partes web de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación y almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido.
2. 'Cookies' de personalización:
Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en su terminal o que el propio usuario defina. Por ejemplo, el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, el diseño de contenidos seleccionado, geolocalización del terminal y la configuración regional desde donde se accede al servicio.
3. 'Cookies' publicitarias:
Son aquéllas que permiten la gestión eficaz de los espacios publicitarios que se han incluido en la página web o aplicación desde la que se presta el servicio. Permiten adecuar el contenido de la publicidad para que esta sea relevante para el usuario y para evitar mostrar anuncios que el usuario ya haya visto.
4. 'Cookies' de análisis estadístico:
Son aquéllas que permiten realizar el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios en los sitios web. La información recogida mediante este tipo de 'cookies' se utiliza en la medición de la actividad de los sitios web, aplicación o plataforma y para la elaboración de perfiles de navegación de los usuarios de dichos sitios, con el fin de introducir mejoras en el servicio en función de los datos de uso que hacen los usuarios.
5. 'Cookies' de terceros:
En algunas páginas web se pueden instalar 'cookies' de terceros que permiten gestionar y mejorar los servicios ofrecidos. Como por ejemplo, servicios estadísticos de Google Analytics y Comscore.
¿Cómo administrar 'cookies' en el navegador?
El usuario tiene la opción de permitir, bloquear o eliminar las 'cookies' instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su terminal.
En caso de bloquear el uso de 'cookies' en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página web no estén disponibles.
En algunos navegadores se pueden configurar reglas específicas para administrar 'cookies' por sitio web, lo que ofrece un control más preciso sobre la privacidad. Esto significa que se puede inhabilitar 'cookies' de todos los sitios salvo de aquellos en los que se confíe.

 

 

Miércoles, 22 Abril 2015 14:32

El Síndrome del Cuidador, ¿por qué?

El Síndrome del Cuidador es un trastorno que puede darse en quien cuide regularmente de una persona dependiente y que produce un desgaste físico y psicológico. Dado que una gran parte de quienes juegan el papel de cuidador no tienen una formación académica en este aspecto (por ejemplo, un hijo que tiene que cuidar de su padre dependiente y que no dispone de recursos económicos suficientes para pagar a un cuidado profesional), se encuentran de repente con una situación nueva para la que no están preparados y que requiere una amplia dedicación tanto de tiempo como de energía. Por lo tanto, la vida que ejerce de cuidador cambia por completo.

 

El Síndrome fue mencionado por primera vez por Herbert J. Freudenberger, psicólogo estadounidense, en 1974 cuando trataba de analizar cómo se sentían un grupo de voluntarios que trabajaban en una clínica de desintoxicación. Tras el transcurso de un año de voluntariado, las personas que colaboraban se sentían agotadas a nivel físico y psicológico, irritándose fácilmente y teniendo en muchas ocasiones una actitud despectiva hacia los pacientes y con cierta tendencia a evitarlos.

En 1977, la psicóloga estadounidense Christina Maslach, hablo de este síndrome en el Congreso anual de la Asociación Americana de Psicólogos, resaltando el fuerte desgaste emocional y físico que puede sufrir alguien que cuida de un familiar dependiente, debido a que se expone de forma regular a situaciones de estrés (estado de sobreesfuerzo) al que está sometido.

Una persona dependiente puede requerir un cuidado regular en muchos aspectos, desde el lavado diario a ayuda para desplazarse. Por este motivo, el tiempo que el cuidador tiene para sí mismo se reduce en gran medida, lo que afecta a sus relaciones personales, sociales y laborales. Se pueden producir también cambios en el estado de ánimo del cuidador, volviéndose más susceptible e irritable. Esto se suele deber a que el cuidador puede sufrir estrés en el desempeño de su trabajo lo que lleva a agotamiento tanto físico como psíquico.

El Síndrome del Cuidador no aparece de repente, sino que conlleva un proceso según se van asumiendo diferentes tareas (alimentación, medicación, higiene…), que suponen estar pendiente de la persona cuidada. Según va pasando el tiempo el cuidador va poco a poco:

- Asumiendo una gran carga física y psíquica,

- Responsabilizándose de diferentes esferas de la vida de la persona dependiente (medicación, visitas médicas, cuidados, higiene, alimentación, etc.),

- Dándose cuenta de que está perdiendo poco a poco su independencia por la gran cantidad de tiempo que dedica a la persona de la que cuida

- Dedicando menos tiempo a su vida, reduciendo el tiempo que dedica al ocio, a sus hobbies, amigos, etc.  

Hay diferentes síntomas que nos pueden indicar que el Síndrome del Cuidador está apareciendo. Algunos de los principales son los siguientes:

- Desgaste físico y mental

- Cambios de repentinos humor

- Depresión y Ansiedad

- Dificultades para realizar de forma adecuada las tareas de cuidador

- Trastornos en el sueño

- Dificultades cognitivas como déficits en la memoria y la atención

- Consumo excesivo de bebidas con cafeína, alcohol o tabaco.

- Alteraciones del apetito y del peso

- Aislamiento social

Nuestras Redes Sociales

Sé el primero en enterarte de todas nuestras novedades a través de nuestros perfiles de las redes sociales.