Imprimir esta página
Miércoles, 27 Mayo 2015 16:34

Ejercicio físico, clave en la vida de los adultos mayores

El ejercicio físico es muy recomendable para los adultos mayores ya que tiene numerosos beneficios y puede contribuir a hacer la dependencia más llevadera. Los ejercicios suelen ser sencillos y dinámicos, de forma que no supongan un estrés añadido.

Es importante conocer los principales ejercicios que son recomendables para los mayores si se va a participar en su asistencia, tanto para participar en su supervisión como para su recomendación. Existen cuatro tipos principales de ejercicios para personas mayores:

- Actividades de resistencia: Este tipo de actividades contribuyen al fortalecimiento del corazón y del sistema circulatorio. Es cierto que el sedentarismo es perjudicial a todas las edades pero en el caso de los mayores la falta de actividad física puede llevar a la pérdida de hasta 180 gramos de masa muscular al año.Sin embargo, un estudio realizado para The American Journal of Medicine, mostró que después de un promedio de 18 a 20 semanas de realización de actividades de resistencia, un adulto mayorpuede llegar a añadir más de mil gramos de musculatura y aumentar su fuerza entre un 25% y un 30%. Los ejercicios de este tipo pueden realizarse utilizando el propio peso del cuerpo como ponerse en cuclillas o levantar las caderas. Otros ejercicios más completos sonel Tai Chi, Yoga o Pilates.

- Ejercicios de fortalecimiento: Estos ejercicios desarrollan el tejido óseo y muscular reduciendo la pérdida del mismo derivada del envejecimiento, mejoran el metabolismo, contribuyendo a mantener un peso y nivel de azúcar en la sangre adecuado. Con todos estos beneficios, el adulto mayor podrá tener una mejor postura, disminuir la grasa de su cuerpo, reducir el riesgo de caerse, caminar con más agilidad, mejorar sus reflejos, subir escaleras o levantarse de una silla más fácilmente.

- Ejercicios de estiramiento: Al llegar a la vejez, las articulaciones y músculos pueden aumentar considerablemente su rigidez. Por ello es conveniente realizar ejercicios de estiramiento, ya que contribuye a mantener el cuerpo más ágil y flexible,reduciendo las posibilidades de sufrir dolores e inflamaciones en los mismos, lo cual es beneficioso para los mayores en general pero especialmente para aquellos que sufren osteoartritis. Es conveniente realizar estos ejercicios con movimientos lentos y firmes para no sufrir ninguna lesión.

- Ejercicios de equilibrio: Los ejercicios de equilibrio se corresponden sobre todo con la parte inferior del cuerpo. Contribuyen a  mejorar la coordinación y a incrementar la fuerza reduciendo así las probabilidades de sufrir caídas.EnEstados Unidos hay de 300.000 admisiones cada año por caderas rotas, muchas causadas por caídas, una cifra que se puede reducir sí se realizan con regularidad ejercicios de equilibrio. Un ejercicio fácil, por ejemplo, es ponerse de pie desde la posición sentada, y repetirlo varias veces con los ojos abiertos y luego con los ojos cerrados. Otro ejercicio es ponerse de pie sobre una sola pierna, primero usando una silla o mesa para equilibrarse en caso necesario, para luego avanzar hasta lograrlo sin ayuda.