Imprimir esta página
Martes, 09 Junio 2015 17:04

Responsabilidad social corporativa en los servicios a personas mayores

El sector de servicios para las personas mayores está compuesto por diversos tipos de organismos, como por ejemplo empresas, administraciones, cooperativas u organizaciones de la economía social. Esta diversidad se da también en los servicios que ofrecen estos organismos, ya que abarcan desde residencias y centros de día a servicios de atención domiciliaria.

En este sector, al igual que en muchos otros, la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) juega un papel fundamental. Es importante recordar a qué nos referimos con RSC. El Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa la define como una forma de dirigir las empresas basada en la gestión de los impactos que su actividad genera sobre sus clientes, empleados, accionistas, comunidades locales, medioambiente y sobre la sociedad en general. El objetivo fundamental de la RSC es reducir lo máximo posible el impacto negativo que las empresas pueden tener sobre los derechos sociales, laborales, el medioambiente y, en definitiva, sobre los Derechos Humanos.

Pero, ¿qué puede aportar la RSC al sector de servicios para personas mayores? Estos son algunos de los papeles más importantes que puede desempeñar según la Fundación Edad & Vida en su informe “La Responsabilidad Social de la Empresa (RSE) en los Servicios de Atención a las Personas Mayores: Guía para su Aplicación e Integración en la Estrategia”:

- Fomentar la corresponsabilidad entre los actores del sector, la sociedad y los poderes públicos, encontrando soluciones innovadoras que permitan identificar nuevas oportunidades para generar valor compartido para todos los operadores del sector y sus grupos de interés.

- Mejorar la calidad de los servicios que se prestan a los usuarios y sus familias a través de innovaciones en ámbitos como la formación del personal médico y asistencial, o los cuidados ofrecidos.

- Establecer nuevas vías para la colaboración público-privada.

- Consolidar el sector como un generador de empleo de calidad y riqueza en nuestro país.

- Mejorar los resultados de las empresas, a través del control de riesgos reputacionales, la mejora de la confianza con los grupos de interés y la mejora del bienestar de los empleados, usuarios y familiares.

- Crear ventajas competitivas, lo que puede convertir al sector en referente en el cuidado y la atención al colectivo de personas mayores.

La calidad de los servicios ofrecidos por este sector no es sólo importante para los organismos que los ofrecen y para los usuarios que los reciben, sino también para la sociedad en conjunto por el impacto que tiene el envejecimiento y la dependencia en la misma. ¿Por qué esta importancia a nivel social? Se debe a las tendencias demográficas del presente y el futuro,caracterizadas por un envejecimiento progresivo de nuestra sociedad y un decrecimiento demográfico. Por lo tanto, un adecuado funcionamiento del sector de servicios a personas mayores ayuda a mantener una mayor sostenibilidad social.

En este sentido, promover la RSC es fundamental para un funcionamiento adecuado de este sector. De esta forma, las perspectivas geográficas no supondrán un problema sino una oportunidad y la reflexión de Gil de Biedma de que no volveremos a ser jóvenes dejará de tener una connotación negativa.